Membrillo con Queso

  • Membrillo con Canela

  • Membrillo con Nueces

  • Membrillo con Queso

  • Membrillo de Manzana

  • Membrillo de Moras


  • "Membrillo con Queso"

    Membrillo con Queso



    Os vamos a enseñar a preparar unos deliciosos bocaditos de membrillo con queso ideales para hacer unos canapés o unos entrantes para tus invitados.

    Ingredientes:

    . Membrilo casero comprado
    . Queso curado
    . Miel
    . Nueces picadas
     Preparación:

    Para hacer esta receta de membrillo con queso lo principal que vamos a necesitar será un membrillo de calidad, podéis comprarlo en cualquier supermercado los que ya venden hechos que están muy buenos, pero nosotros os recomendamos que lo hagáis de forma casera. El fruto del membrillo se obtiene de un árbol de tamaño pequeño que se encuentra sobre todo en la región asiática del Cáucaso. Este árbol está emparentado con otros conocidos como el peral o el manzano. En esta web tenéis muchas recetas diferentes para hacer membrillo.

    Si no tenéis claro cómo hacerlo, básicamente consiste en comprar y cocer varios membrillos en agua, puedes quitarle o no el corazón y la piel. La forma de cocer los membrillos es similar a la de las patatas, pondremos calentar una olla con al menos un par de litros de agua a fuego intenso. En el momento que el agua empiece a hervir echaremos los membrillos y dejamos que se cuezan durante al menos 45-50 minutos a fuego medio. Una vez que el membrillo esté bien tierno, se tritura con el o los ingredientes que acompañes a tu membrillo. Luego le das un poco más de cocción y esperas a que se enfríe en su molde.

    Mientras el membrillo termina de enfriarse y consolidarse, podemos ir cortando el queso. Nosotros usamos queso fresco para esta receta, pero si lo preferís podéis usar otro tipo de queso. El queso fresco es un queso bastante tierno que no se somete a proceso de maduración, suelen ser húmedos por lo que no se pueden conservar durante mucho tiempo y hay que consumirlos en pocos días desde su elaboración para que no se eche a perder. Usa un molde o cortapastas para cortar de la forma que quieras, y procura que sea bien gruesa.

    Cuando el membrillo esté listo para comerlo, vamos a sacar un trozo del recipiente y vamos a proceder igual que con el queso, cortar una loncha gruesa y con la misma forma que el queso. Ahora vamos a ir colocando de forma alternada una capa de queso y después otra de membrillo, puedes poner incluso un par de capas consecutivas de ambas. Finalmente bañamos con miel por encima y ya tienes preparado estos ricos bocaditos.